Millennials y centennials: ¿Reacción o colapso?

Actualmente  encontramos  que  las y los jóvenes universitarios, aunque pertenecen a dos generaciones que convergen en similitudes, también presentan grandes diferencias en las formas de enfrentar la vida y resolver problemas. Estamos hablando de los millennials y los centennials.

Los millennials  cursan  los  últimos  cuatrimestres o semestres de su vida universitaria y muchos  ya  se  han  incorporado  al  mundo  laboral.

Los centennials componen en su mayoría la matrícula de las universidades públicas y privadas del país y a nivel global. Analizar a estos grupos es importante porque en sus manos se encuentra el futuro.

MILLENNIALS.

Diversos autores y publicaciones segmentan la edad de los millennials, sin embargo la mayoría coincide en definir a este grupo como los nacidos entre 1980 y 2000. Esta generación es llamada millennials o Generación Y.

Frente a generaciones anteriores los millennials presen tan diferencias en cuanto a sus valores, decisiones, gustos, creencias, estilos de vida, de trabajo y modos de aprendizaje; son jóvenes nacidos y educados en ambientes tecnológicos, trabajan en equipo, les atraen los riesgos, la cultura, además de ofrecer ayuda a los demás. Millennials y centennials: ¿Reacción o colapso?

En  consonancia,  consideran  que  la  educación  es  una  mercancía para ser adquirida y consumida; esperan que su acercamiento al conocimiento sea lo más rápido, entretenido y sencillo posible al tiempo que buscan maximizar la relación tiempo de estudio/resultados obtenidos.

Prefieren la practica a la teoría y la información en formato digital a los libros (Cuesta, 2008). En términos laborales la principal característica de las nuevas condiciones de trabajo ya tiene nombre también, job jumpers.

Los job jumpers son individuos pertenecientes a la generación millennials que constantemente cambian de trabajo en busca de mejores oportunidades, mayor desarrollo personal e intelectual y un balance entre la vida laboral y la personal. Se estima que a mediano plazo 25% de los jóvenes que trabajan adquirirán esta tendencia  porque  cumple  con  sus  expectativas  de  vida.

A pesar de sus grandes ideales esta generación también es excluyente. Es evidente que todas estas  características  sólo  pueden  ser  realizadas por jóvenes que se encuentren en niveles económicos relativamente  estables, es decir, que sean parte de las clases media, media alta y alta del país.

Estaríamos hablando de un nivel socioeconómico C. Se consideran en este nivel las personas con ingresos o nivel de vida medio. El jefe de familia de estos hogares normalmente tiene un nivel educativo de preparatoria.

Dentro de las ocupaciones destacan pequeños comerciantes, empleados de gobierno, vendedores, maestros de escuela, técnicos y obreros calificados.

Los hogares que corresponden a este nivel son casa o departamento propio o rentado; cuentan en promedio con cuatro habitaciones y un baño completo; dos de cada tres hogares poseen al menos un auto para toda la familia.

El segmento millennials tiene una diversidad intrínseca; se pueden reconocer en su interior dos subsegmentos de relevancia y diferenciación.

Específicamente se reconocen a los First u Old Millennials y a los Today o Young Millennials.

OLD MILLENNIALS.

Internet es información. Para los Old Millennials la impronta de Internet es Google y su uso se centra en obtener información de cualquier temática.

La caída del muro de Berlín. Su infancia estuvo marcada por “el in de la historia”.

Reformulación  de  la  familia. Los Old  Millennials han retrasado la edad para tener hijos y casarse. No desean tener hijos tan jóvenes, incluso consideran la posibilidad de no tenerlos.

Valoran más el cara a cara. Aun cuando fueron socializados mediante la digitalización, los Old Millennials valoran también en gran medida las relaciones personales cara a cara.

TODAY MILLENNIALS.

Internet es una red social. La impronta de Internet es Facebook y lo que más hacen es contactarse con personas cercanas a su entorno o lejanas para conocer a cualquier otro que parezca interesante.

Este subsegmento entiende la vida digital como una forma de hacer relaciones y lograr con ellas mejores posibilidades en su vida.

La caída de las Torres Gemelas. La infancia de los Young Millennials transcurrió en un clima de incertidumbre y vigilancia creciente.

Revaloración de la familia. Los Young Millennials  no buscan abandonar rápidamente el cobijo familiar.

Valoran  la  conversación. Los Young  Millennials no tienen problema con la comunicación virtual ni viven con la zozobra de pensar que están perdiendo contacto humano por el hecho de que la mayoría de sus relaciones personales sean virtuales.

En el caso particular de México, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), más del 24.2 por ciento de la población pertenece al grupo de los millennials, es decir, cerca de 27 millones 151 mil 246 mexicanos y mexicanas.

CENTENNIALS.

Los centennials nacieron después del 2000 y son conocidos como la Generación  Z; fueron los primeros en nacer inmersos en la tecnología de los dispositivos móviles y con acceso a la información de manera inmediata, lo cual ha generado  diferencias con otras generaciones sobre su manera de ver, entender y desenvolverse en el mundo enteramente globalizado.

Según un estudio realizado por The Futures Company, los centennials crecen con una visión menos idealista y más pragmática. Se enfrentan a situaciones con las que los millennials no tuvieron que lidiar hasta llegar a la juventud o  a  la  adultez.

Como resultado, estos jóvenes menores de dieciocho son más espabilados y poseen más destrezas, lo que es muy útil en una época en la que no todos ganan; las opciones son más limitadas y el éxito es más complicado de lograr debido a la creciente competencia.

En el caso particular de México, según cifras del INEGI, al grupo de los centennials corresponden aproximadamente 26  millones 468 mil 259 de mexicanos y mexicanas.

En México el modelo del mundo de las generaciones Y (millennial) y Z (centennial, nacidos después de 1998) está signado por el estado de crisis.

Esto les ha sembrado la desconfianza en la autoridad y en las instituciones del Estado. La incertidumbre no les permite pensar en proyectos a largo plazo y su visión del futuro es la inmediatez.

Están fuertemente interconectado con nuevas formas de relacionarse, mediatizadas por la tecnología y las redes sociales.

En México existe muy poca literatura e investigaciones sobre este grupo generacional, sin embargo no puede dejar de ser un elemento de estudio, sobre todo por la importancia que este grupo irá tomando.

Tan solo en términos políticos, y de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Juventud 2012, el 90% de los jóvenes se interesa poco o nada por la política, sin embargo los millennials constituyen  41% de la lista nominal del Instituto Nacional Electoral.

Para el año 2018 la cifra podría llegar a 50%, de acuerdo con el primer estudio  “Voto  Millennial de Nación321.com”, basado en más de 1200 entrevistas a jóvenes del país nacidos entre 1980 y 2000, bajo la dirección y metodología de Alejandro Moreno.

Millennials y centennials: ¿Reacción o colapso?

Para muchas estructuras del viejo orden económico y político los millennials y centennials son un problema, no saben qué productos venderles o cómo dialogar con ellos.

En Estados Unidos de América, por ejemplo, ha habido una amplia reflexión en el mundo político por la oleada de apoyo que ha recibido el precandidato  demócrata Bernie Sanders de parte de millones de jóvenes millennials.

Sanders no es precisamente joven. De igual forma, hay quien ya sugiere que en México Andrés Manuel López Obrador es un claro favorito para ganar el voto de los millennials en el 2018. (El Financiero, 2016).

Cuando los millennials y centennials ingresan a la universidad experimentan una brecha entre sus expectativas y la  realidad curricular y áulica.

Su pertenencia generacional los convierte en un tipo de estudiante con características y competencias que no responden a las exigencias y expectativas que ellos presentan en la mayoría de esos casos; son conducidos a la deserción.

Muchas universidades norteamericanas han llegado a modificar sus programas curriculares, sus servicios y cursos para adaptarse a esta nueva cohorte de estudiantes (Oblinger, 2003).

Es por esto que planteamos que la metodología actual y los contenidos en las universidades poco se alinean a la mentalidad de sus estudiantes.

La estructura y muchos de los programas educativos en las universidades preparan a sus estudiantes para un mundo que ya no existe.

La obsolescencia vertiginosa de los contenidos académicos y las diferencias generacionales con el profesorado obstaculizan las capacidades de formación de los alumnos.

El comportamiento de estas dos generaciones se vuelve un objeto de estudio, no solo en términos de educación superior, que es donde se desenvuelven, sino que la investigación nos arrojará, de igual forma, líneas de gustos y preferencias sobre su toma de decisiones para aportar  en  lo  económico,  laboral,  cultural,  social y político.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Crear una comunidad digital universitaria.
  • Crear un nuevo modelo de educación superior.
  • Impulsar el desarrollo de patentes a través de una red digital para jóvenes de ambas generaciones.

ENCUESTA MILLENIALS Y CENTENIALLS

UPMP

Se aplicó una encuesta a 112 alumnos y alumnas de la Universidad Politécnica Metropolitana de Puebla que se encuentran en el propedéutico de inglés, es decir, de primer cuatrimestre, y a las y los estudiantes del séptimo y noveno cuatrimestre. En igual proporción de hombres y mujeres.

Fueron varios los temas que abordó el instrumento, por ejemplo hábitos de consumo de internet, hábitos de estudio,  trabajo, interés sobre temas sociales, política, educación.

A continuación presentamos un análisis de los dato obtenidos. En cuanto a edad, la mayor parte de las y los jóvenes  entrevistados cuentan con 18 años, seguidos por los jóvenes de 20 y 21 años de edad.

Con respecto a internet encontramos que los jóvenes le dedican tres horas diarias y 21 horas a la semana. El principal motivo por el que lo utilizan es para temas relacionados con el estudio.

Sin embargo en el apartado de cuántas horas a la semana le dedican al estudio respondieron que siete horas, lo cual significa que le invierten una hora diaria.Millennials y centennials: ¿Reacción o colapso?Es decir, no hay concordancia entre el tiempo que le dedican a internet, si según ellos su principal motivo es por estudio, con el tiempo semanal que se dedican a estudiar.

Consideramos que es poco el tiempo que le dedican a internet. Creemos que dos de las posibles causas son: por falta de internet en sus dispositivos móviles, es decir, no cuentan con este servicio y solo se conectan cuando es de manera gratuita por medio de wii, o porque no consideran que ingresar a redes sociales (Facebook, Instagram, Whatsapp) sea una manera de estar conectado.

Preguntamos  a  los  alumnos  ¿cuál  es  su  principal  fuente  de  información? La respuesta destaca porque la mayoría respondió la opción “otro”, y en ella destacan internet, libros, artículos, revistas científicas. En segundo lugar, con muy poca diferencia, encontramos a Facebook.Millennials y centennials: ¿Reacción o colapso?

Les preguntamos ¿qué es lo que más valoran de un profesor? La mayoría contestó que la facilidad para transmitir información, una de las principales características de los millenials, el querer apropiarse del conocimiento de la manera más sencilla posible.

Millennials y centennials: ¿Reacción o colapso?

Del total del universo encuestado 45 alumnos trabajan, lo que representa 49 %, sin embargo los programas de estudio de la UPMP son totalmente escolarizados, por lo que en muchas ocasiones el sistema educativo y las necesidades de los alumnos entran en conflicto.

Actualmente lo que más valoran en un trabajo es la flexibilidad de horario, lo que es completamente comprensible por su condición de estudiantes. Casi en la misma proporción valoran el ambiente de trabajo y el ingreso. La mayoría de los alumnos y alumnas trabajan en micro y pequeñas empresas o, por el contrario, en tiendas departamentales que cuentan medios turnos.

En relación con ocio y esparcimiento su principal actividad es estar con sus familias, seguida de con sus amigos.

Millennials y centennials: ¿Reacción o colapso?

Millennials y centennials: ¿Reacción o colapso?

La mayoría afirma estar interesado un algún tema con causa social, los más significativos fueron medio ambiente y animales. Afirman dedicarle tiempo a alguna actividad social, sin embargo esto no se releja en la cantidad de horas a la semana. El principal lugar al que destinan su tiempo libre es a un refugio de animales.

Millennials y centennials: ¿Reacción o colapso?

Millennials y centennials: ¿Reacción o colapso?

Millennials y centennials: ¿Reacción o colapso?

En cuanto a temas políticos, el 76% afirmó que asistirán a votar en el 2018. El tema que más valoran tanto en un candidato como en un partido político es la honestidad. Cosa que no es extraña debido a los recientes escándalos de corrupción que se presentan en todo el país.

Les preguntamos si ellos fueran presidentes (as) de México ¿cuál sería su primera acción de gobierno? Los temas recurrentes fueron: seguridad, educación, empleo, pobreza y corrupción.

Millennials y centennials: ¿Reacción o colapso?

Por último les preguntamos si ¿admiran a alguien de diversos ámbitos, sean político, académicos, deportivo  y  social  y  en todos los ámbitos? La respuesta fue ninguno/a, lo que resulta interesante porque no tienen una figura con la cual se sientan identificados.

Comunicación con Perspectiva de Género

Comunicación con Perspectiva de Género

El Programa Comunicación con Perspectiva de Género, consta de 4 cursos:   Igualdad Sustantiva Violencia contra las mujeres Comunicación social con perspectiva de género, lenguaje incluyente y no sexista Análisis para el diseño e implementación de estrategias de...

leer más